sábado, 30 de enero de 2016

Y vos... ¿tenés alma de bloguera?

Y vos... ¿tenés alma de bloguera?


Bienvenida a la sección de blogging de "PS: I love this", mi nombre es Paula soy una mamá bloguera y emprendedora que quiere compartir contigo, las herramientas para que des los primeros pasos en el mundo blogger.

Si estás pensando en escribir un blog...entonces tengo buenas noticias para vos: todos los viernes vas a encontrar consejos y sugerencias para transformar tu pasión en un blog visible y con identidad propia.

Enero no podía huir del calendario sin que intercambie contigo las primeras palabras. Quizás hoy, te parezcan poco alentadoras pero...antes de iniciar tu blog tendrías que saber si tenés madera de bloguera.

¿Lo averiguamos?

Y vos, ¿tenés madera de bloguera?


Te asombraría cuántos blogs se abren en una tarde de aburrimiento. Muchos de los más activos que conozco se iniciaron sin otra expectativa que  "veamos qué pasa". 

Con la popularización de la actividad de bloguear , los blogs se multiplican por segundo. No es una exageración: la creación de blogs y el nacimiento de chinos compiten parejo en las estadísticas. Cada uno de ellos es una oportunidad de comunicación abierta al infinito de la red (los blog, no los chinos, aclaro por las dudas). Sin embargo, la mayoría desaparece en apenas un año. 

Si sos de esas personas que disfrutan con las cifras, te cuento que el 95% de los blogs se abandonan antes de llegar a su primer aniversario. Triste ¿no? Así que...

Si tu blog tiene más de un año, podemos decir orgullosamente que pertenecés a la élite  de los perseverantes. Y si todavía no creaste tu propio blog, impulsate con la idea de compartir una pasión: las pasiones, no tienen fecha de caducidad. 

Mientras estás reflexionando sobre estadísticas y cumpleaños, te invito a ir un paso más allá. Intentemos responder ¿qué es lo que hace que un mortal común y corriente desee crear un blog? Y más aún ¿será que vos sos una bloguera?  Para descubrirlo, vas a tener que leer hasta el final...

Crear un blog: "Le doy publicar y vemos". 

Las anteriores, son dos preguntas que intento responder cada vez que conozco un blog nuevo. No creo en las respuestas únicas. Sospecho que existirán tantos motivos como blogueros.

Como no pertenezco al mundo de las encuestas, voy a reflexionar desde el único espacio en el cual puedo opinar con certeza: mi propia historia en la creación de blogs y con mi Desmesurada. 

1- ¿Cuál es la motivación para abrir un blog?


Detrás de todo blog en el universo se expresa un deseo de visibilidad.  ¿Te causa resistencia esta idea? Puedo entenderlo. Si hubiese leído esta afirmación en cualquier otro momento, me habría resistido. Claro que si estás pensando en abrir un blog para consolidar tu emprendimiento o tu imagen personal, entonces, la respuesta es obvia: para llegar a la mayor cantidad de posibles clientes necesito, primero,  que me vean. 

2- ¿Qué sostiene un blog actualizado después de un año?


En una proyección simple de mi experiencia bloguera, la respuesta tiene forma de "comunidad". ¿Qué hizo de mi blog La Desmesurada  un sobreviviente a mi propia historia? El simple hecho de recibir comentarios y percibir la sensación de "pertenencia". Independientemente de cuáles sean los motivos por los cuales necesitás ser visible, difícilmente superes los doce meses si no experimentás la contención de una red de vínculos. 

Después llegará la curiosidad -o la preocupación- por la cantidad de visitas y el posicionamiento. La motivación, la energía, el tiempo y demás argumentos razonables en la decisión de continuar o abandonar tu proyecto personal, tienen una dimensión distinta cuando están apoyados en un grupo humano. Lo que sostiene un blog no son los números sino los vínculos.

También es cierto que, como toda actividad de exposición y demanda, escribir un blog está sujeto al "burn-out". O dicho en otras palabras, la sensación de agotamiento psíquico que se produce -tarde o temprano- cuando tu pasión se transforma en rutina. 

 De todos modos, el proceso de escribir un blog tiene un poder difícil de explicar. Cuando experimentaste la satisfacción de pertenecer a una comunidad, la escritura de un blog deja residuos en sangre. Una bloguera no se aleja por mucho tiempo de la plataforma, en general, cambia de proyecto. Entre los blogs que leés cotidianamente, un porcentaje considerable son “segundos intentos” porque nuestros intereses maduran y se transforman con nosotros. 

Veamos el caso típico de los blogs de maternidad. Este tipo de proyecto, tiene una vida limitada en el tiempo: lo que podríamos denominar "la primera infancia" de los hijos. Son menos numerosos y visibles los blogs enfocados en la crianza de niños mayores de seis años. 

¿Eso significa que una madre pierde interés por su maternidad? 

Ni cercanamente. Sin embargo, luego de los primeros años de aprendizaje intenso, la experiencia se equilibra. El binomio mamá-bebé se transforma en yo+vos. Aunque me atrevo a afirmar que para una madre es siempre vos+yo y el orden de los factores sí altera el producto. Esta ecuación no tiene fronteras temporales y es una de las pasiones primordiales de toda madre pero para entonces (para ese momento en el que se re-descubre como mujer) la primeriza que abrió su blog con el impulso de las hormonas del post-parto, pierde contacto con la realidad de la escritura. En consecuencia, o el blog muta con ella o termina siendo un proyecto abandonado cuando el bebé tiene aproximadamente, dos años. 

Quienes se adaptan a los cambios, tienen un blog mutante o van dejando proyectos abandonados en función de otras necesidades. Quiero ser clara: esta generalización no considera aspectos que escapan a la voluntad personal. Es una abstracción y como tal, corre el riesgo de no contemplar tu individualidad. Si querés contarme tu caso particular, va a ser un placer leerlo y comentarlo juntas.

¿Serás una bloguera? 

El proceso de escritura de un blog se inicia con la lectura de blogs. Generalmente, el blogger es un usuario asiduo de internet. 

No caés como paracaidista en un terreno desconocido e inexplorado por el ser humano. No te levantás una mañana y tenés una epifanía profana: "hoy voy a crear mi propio blog". 

La decisión de escribir un blog suele ser gradual, aunque el proceso se materialice en una tarde de aburrimiento (o una noche de insomnio). 

A su vez, el contexto cultural, las creencias personales y las lecturas previas son relevantes a la hora de decidir publicar un blog. Quienes finalmente se deciden, tienen características en común:


1- Son lectores digitales.

2- Sienten la necesidad de visibilizar sus intereses. Si tenés media duda a este respecto, no empieces. Tener un blog significa ser visible. El grado de exposición de tu intimidad depende de vos.

3- Son personas curiosas, creativas, intelectualmente inquietas y con necesidad de comunicar y compartir (su vida interior, su trabajo manual, los productos que venden, etc)

4- Necesitan comunicarse verbalmente (de lo contrario, recomiendo Instagram) Ya tendremos tiempo para discutir si una imagen vale más que mil palabras...

5- Disfrutan de contar historias. Cada blogger es único y cada cual, tiene su estilo de narración. Escribir un post es contar una historia y está sujeto a las leyes estructurales del relato.

Un blog no se "tiene" se escribe. Vos poné tus matices personales, pero si no estás en disposición de asumir el reto de la escritura, necesitás otro tipo de plataforma. 

Responder comentarios, comentar en otros blogs afines, participar en comunidades y en las redes sociales son actividades cotidianas para una bloguera. Y todas ellas, son escritas en el 90% de los casos. 

Quienes persisten en la escritura de su espacio, son capaces de renovar la motivación por el desafío que representa la visibilidad y por el placer el interactuar con personas afines. Este es el primer motor de la acción. Existen estrategias para despertar la creatividad y encontrar inspiración en la vida cotidiana. No existen estrategias para inventar un placer comunicativo que no existe previamente. 

A las pruebas me remito...si terminaste de leer este post, sos una bloguera.




PD: contame en los comentarios si tenés madera de bloguera y qué temas te gustaría leer en esta sección. No sé vos, pero yo... I love this.



14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Un placer Mónica! Gracias por el comentario. Besos!

      Eliminar
  2. Me ha encantado leer este post ,Paula! Comparto todo lo que dices y creo que tengo alma de bloguera, aunque últimamente no publico tan asiduamente. Gracias! Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quienes disfrutan de su blog pueden tener etapas de alejamiento pero nunca pierden las ganas de escribir para compartir. Bienvenida al club de las blogueras sin remedio. Besos!

      Eliminar
  3. supongo que no sólo a mujeres va tu mensaje Paula. Excelente post. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tener un blog va más allá del género. Pero, sí, es cierto que mi escritura tiene un registro femenino, lo que no excluye que el contenido sea para quien sienta la pasión de escribir un blog. Besos!

      Eliminar
  4. Pues justo ayer estaba con un grupo de gente y pensé, "toda esta gente podría tener un blog"... es tan grande el mundo en internet que sentí vértigo...me sentí muy pequeña, jejejeje. Y cierto a todo lo que has comentado del perfil bloguero. Cuando abrí mi blog fue con mucha curiosidad y con cierta angustia de estar metiéndome en un mundo desconocido jejeje aunque ya era asidua en foros y webs de mamis... Y después de 3 años y pico sigo aquí aunque no me considero ninguna experta. Me encanta este mundo aunque esté super concurrido y sea difícil posicionarse jejeje
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, posicionarse puede ser un reto pero en mi experiencia tiene más que ver con el enfoque y la inversión que con otro tipo de conocimientos (estilo SEO) Pero no soy una autoridad en ese tema...Besos!

      Eliminar
  5. Excelentes puntos, y tips ,yo apenas cumpli el año con el blog el pasado diciembre,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades entonces, estás en el porcentaje mínimo de las persistentes Kumiko!

      Eliminar
  6. Paula me encanta leerte por que da la impresion de estar visualizandome conforme te voy leyendo, pero ademas que es la pura realidad de como bien dices el 99% de las personas que se incian en este mundo del blog. Como buena filosofa creo que tus historias no tienen desperdicio y ni mucho menos tu forma de contarlas y plasmarlas en un texto.Me encanta y aprendo mucho con tus reflexiones. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a vos José María! Es un placer compartir relatos, no sé hacer otra cosa con más naturalidad. Besos!

    ResponderEliminar

Contacto

Hablamos

Si tienes alguna duda o sugerencia, envia un email, prometemos responder lo mas pronto posible..♥

Direccion:

San Diego, CA.

Horas de Trabajo:

Lunes - Viernes de 9am a 5pm

E-mail:

ilovethisps@gmail.com